navegación de palanca

Fit Guide

Conocé nuestra guía de siluetas, estilos y composición de tus jeans favoritos con nuestra fit guide.

Cropped:

Tiro medio, largo por encima de los tobillos.

Con pierna recta o un poco más amplia.

Bootcut:

Jean tiro medio-alto, de calce estilizado con apertura en la pierna que se abre desde la rodilla. Ideal para usar con botas.

Slouchy:

Jean tiro medio-alto largo, con forma caída, de pierna holgada que se afina hacia los tobillos.

Wide leg:

Jean amplio, de tiro medio-alto, y pierna larga es una silueta inspirada en los años 70’s.

Chupin:

Fit skinny, de tiro medio, ajustado al cuerpo, 

con un feel stretch. Nunca puede faltar.

Mom Fit:

De inspiración 90’s, ajustado en la cintura y más relajado en la pierna.

Recto:

El fit clásico. Tiro medio o alto, supercómodo. El jean perfecto para todos los días.

Chupin:

Fit skinny, de tiro medio, ajustado al cuerpo, con un feel stretch. Nunca puede faltar.

Legging:

Súper skinny, de fit bien ajustado.

Tiro medio-alto.

Tu segunda piel.

Sustentabilidad

Jazmin empezó un recorrido varios años atrás. Buscamos nuevas formas de incorporar procesos y materia prima que tengan un compromiso con el medio ambiente para minimizar el impacto ambiental.

0%

menos agua

El tejido está hecho con 100% fibra de algodón orgánico GOTS para minimizar la huella del impacto ambiental, logrando conformidad con los estándares del programa Jeans Redesign by Ellen MacArthur Foundation. Además fue tejido mediante el proceso Indigo Flow®️ que usa hasta un 55% menos de agua que los teñidos tradicionales.

Nuestra línea de jeans Think Blue fueron confeccionados bajo un sistema de producción sustentable avalado por la certificación LEED Silver®️ y lavada mediante el proceso BDA ECOWASH, que permite ahorrar un 73% de energía.

0%

menos energía

Denim Talles

Nuestra línea de denim incorpora una curva de talles más amplia para que todos los cuerpos se sientan interpelados por nuestra propuesta y encuentren comodidad en nuestros jeans.

Cuidados

Nuestros jeans incorporan tecnología y nuevas fibras que requieren cuidados especiales para que tu jeans favoritos te acompañen por mucho tiempo. Acá te contamos tres simples pasos para sus cuidados

Cremallera:

Utilizamos los mejores cierres del mercado. Tienen un mecanismo de bloqueo que asegura que no se baje. La posición de bloqueado es con el tiracierre acostado contra los dientes de la cadena, ya sea hacia arriba o hacia abajo. Para abrir o cerrar tus jeans, asegurate que el tiracierre esté perpendicular a la cadena, lo que te permitirá agarrarlo cómodamente.

Presillas:

Cuando te pongas tu jeans no lo hagas tirando de las presillas. Estás piezas están hechas para guiar un cinturón, pero no para ejercer fuerza. Acomodá siempre los jeans desde la cintura, una parte mucho más fuerte que no sufrirá cuando tires.

Desgastes:

Si los jeans rasgados son lo tuyo, este consejo es para vos: si bien las áreas con roturas y desgastes están diseñadas para ir creciendo y desgastándose con el uso, hay que tener cuidado cuando te los pongas o te los saques para evitar rasgaduras exageradas y prematuras.

Lavado

Los jeans, en su mayor parte, están hechos de algodón, una fibra muy robusta que resiste un lavado en lavarropas tradicional.

Sin embargo, es importante limitar la cantidad de lavados para prolongar su vida.

Lavá las manchas de forma individual siempre que sea posible, para no someter a los jeans a lavados innecesarios y contribuir también a reducir la huella ambiental y el uso de agua.

Cuando necesites lavarlos, seguí estas reglas:

Coloca tu prenda en el lavarropas del lado del revés, esto reduce el deterioro que produce el jabón.

Para conservar mejor el color, lavalo con agua fría y usá la menor cantidad de jabón posible.  

Es preferible usar jabón líquido que en polvo, ya que este último tiende a dejar manchas blancas en telas gruesas. 

Como con todas las prendas, es importante lavar tus jeans junto a prendas de colores similares. 

El color puede desteñir durante los primeros lavados. 

Si tus jeans son azul súper oscuro, podés lavarlos antes de usarlos por primera vez.

Y si lo tuyo son los blancos, lavalo por separado o con otras prendas del mismo color. Evitá el blanqueador a toda costa, si lo necesitas, dejarlo en remojo con un poco de jabón es una buena forma de eliminar las manchas.

El lavado a mano puede ser otro sustituto para evitar el lavarropas y ahorrar energía y agua y ayuda a prolongar la vida de la prenda. En este caso, coloca las prendas de lado del revés. Para sacar el exceso de agua escurrilos enrollando la prenda de forma suave y evita retorcer con fuerza ya que así se romperán las fibras.

Secado

El enemigo del jeans es el secarropas. Exponerlos a grandes periodos de calor dañara las fibras, encogerá la prenda y acelerara el proceso de envejecimiento. Opta por un método de secado natural y reducí tu huella de carbono.

Sacudí el denim después de lavarlo, y con las manos aplaná las arrugas. Extiéndelo y déjalo secar a la sombra. La luz del sol puede decolorarlo y deteriorarlo. Al principio los jeans se pondrán un poco rígidos, pero solo les toma un poco de tiempo volver a su suavidad normal. Eso también puede lograr al vaporizar o planchar la prenda del lado al revés.